El Bosque

Actualizado: 6 feb 2021

Alguna otra vez os he hablado del lenguaje de los árboles, hablan entre sí a través de los movimientos de sus ramas y sus hojas. Estos sonidos los transporta el viento y llegan a su destino, que puede ser más cerca o más lejos; pero todo árbol oye los pensamientos de los demás. También se comunican por el movimiento de sus raíces. Entonces sus voces, pueden llegar a cruzar todo el planeta. La vibración de estos mensajes ocultos para nosotros, se esparce por todo el suelo...sigilosa, todos ellos conocen los mensajes, pero ni los detienen ni los juzgan; simplemente los entienden. Si prestáis atención, al llegar a un bosque con muchos árboles, parad y tumbaros en el suelo. Al principio solo oiréis el sonido de las aves, algún arroyo cercano quizás, una rama que cruje...solo es el principio. Y solo los que están en verdadera conexión con la naturaleza pueden percibirlo, pero transcurridos unos minutos...Túmbate,cierra los ojos, estira tus brazos y piernas en la hierba, respira ese oxígeno limpio y puro que te están ofreciendo. Es un regalo del cual nunca podremos estar suficiéntemente agradecidos. Ahora estira tus manos, tus dedos, las palmas boca abajo para palpar la tierra. Justo a donde ellos están conectados por el tronco. El sol se encargará de mandarte su luz por una grieta entre el ramaje, para que sientas su calor... es el interruptor. Se enciende el sueño de la vida, no te asustes. Notarás como tus dedos se hunden entre la hierba, y de las puntas de éstos nacerán otras extremidades a modo de raíces que se perderán muy profundo y dentro de la tierra. Podrás notar como tus dedos se extienden y chocan suavemente con pequeñas raíces de hierbas y grandes raíces de algún árbol. No te asustes pues todo se perdería al instante. Y es en ese momento, al tocar las entrañas de algún árbol cercano, cuando notarás la conexión con la madre, con la esencia de la vida, con la naturaleza. Espera... pues aún no termina, ahora el pelo de tu nuca se adentrará también en forma de raíz entre la tierra conectando infinidad de puntos interiormente; y de tu cuerpo apoyado en el suelo, emergerán pequeñas extremidades de todos y cada uno de los poros de tu piel. Es en ese preciso instante cuando podrás sentir el todo, pues tú serás parte de ese todo. Ya lo eres, pero lo olvidas cada uno de los días, semanas, años de tu vida. ¡Entonces abre los ojos!... estás conectado a la tierra, notarás cada pisada cercana y lejana, sentirás el sol como nunca lo habías sentido, la brisa traspasará tu cuerpo como si de un fantasma se tratase. Tu visión ahora creerá formar parte de un sueño profundo. Verás el polen por encima de tu frente, y el aire tendrá un leve tono verde esmeralda. Cada insecto, bicho, animal que en ese momento pase por allí, no será visto en su forma habitual...solo serán puntos, luces, como si fuesen luciérnagas. Notarás sus voces, sus pensamientos, notarás el calor o el frío de una manera muy diferente. La lluvia... pero también el fuego, la suciedad, el hacha...el hombre. El hombre...Quizás no te guste sentir al hombre. Quizás sientas rabia, pena, ira, desgracia...pero al estar conectado, todo se desvanecerá y no juzgarás, pues "ella" no juzga. Su única misión es estar, aquí y ahora. Cuando lo creas o sientas, vuelve... Despierta de este dulce sueño y levántate. Todo volverá a tu normalidad. Pero en tu subconsciente, todo se habrá removido. Ya nunca más serás el mismo. Serás, pero más consciente. Llorarás por "ella", y lamentarás pertenecer a una especie que no tiene en cuenta que el suelo que pisa forma parte de ellos, que el aire que respiramos es un regalo y que sin retroceso; la estamos matando. Ahora quizás durante un tiempo, lamentes pisar el suelo. No temas, tú eres el suelo, eres el aire, eres el agua, el fuego y la tierra. El paraíso, está aquí, ahora...después y como todos, volveremos a conectarnos a la tierra y a renacer...si es que antes no la hemos destruido. Así tú que me lees... tú si que puedes con tus pequeños gestos darle esperanza a "ella". Sinceramente... aún creo en la bondad de hombres y mujeres. Por Jordi Luna







9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

El Volcán